Acabado a vibración

L’acabado de superficie a vibración es un proceso de tratamiento en masa  que permite reducir la rugosidad de la superficie de piezas (normalmente de metal); el fin es tambien mejorar el aspecto y la funcionalidad de las piezas. Este tipo de tecnología permite optimizar los costos de proceso gracias a la flexibilidad de los equipos necesarios y los costos manuales reducidos.

 

L’acabado a vibración se realiza mediante la combinación de los tres factores siguientes:

 

  • una cuba mantenida en oscilación continua por un motor eléctrico adecuado

  • un agente “abrasivo”, constituido por chips de diferente grado de abrasión, forma y tamano

  • una superficie a tratar

 

La interacción simultánea de estos tres factores conduce a una acción continua y constante que le permite cambiar la aparencia de la superficie de una forma gradual y uniforme.

 

 

L’acabado a vibración se puede dividir en cuatro fases distintas:

 

  1. Desbarbado: eliminación de las rebabas creadas durante la producción del artículo - en esta fase se utiliza principalmente un abrasivo cerámico (que consta de sólo material abrasivo) para metales duros, o abrasivo plástico para metales blandos

  2. Pulido: redondeamento de los bordes y reducción del grado de rugosidad macroscópica - esta operación se realiza principalmente con abrasivo plástico, preferible para su acción más soave en comparación con los abrasivos cerámicos  

  3. Abrillantado: reducción adicional del grado de rugosidad para obtener una superficie brillante - se realiza generalmente con insertos de bajo grado de abrasión (porcelana - chips de alto peso specifico) en combinación con pastas de abrillantado, aditivos o procesos quimicamente acelerados

  4. Abrillantado con bolas: tipo particular de abrillantado que permite conseguir una superficie brillante sin cambiar la rugosidad - este proceso se reailiza con bolas de acero inoxidable y adecuados productos quimicos; este operación se realizas en tiempos cortos

 

Estas etapas se pueden optimizar para ayudar a la acción mecánica con una fuerza de tipo químico; con la adición en el sistema de trabajo de aditivos apropiados / compuestos químicos (en forma líquida o en polvo), es posible entonces realizar las siguientes acciones:

  • Decapado      

  • Pasivado

  • Desincrustación

  • Desoxidación